Retirada de amianto

Retirada de amianto
Uno de los trabajos de limpieza y rehabilitación más importantes en los edificios, es la retirada de productos tóxicos y perjudiciales para la salud. Es el caso del amianto, un producto que se utilizaba para la realización de múltiples trabajos de construcción, fontanería, acondicionamiento, aislamiento... En cuanto al amianto, desde el 2002 solo puede ser retirado por empresas que estén registradas en el RERA o Registro de Empresas con Riesgo de Amianto. Este organismo es oficial y controla a las empresas que se dedican al tratamiento de este material. Para la retirada de amianto bajo la legalidad y con todas las garantías de éxito, la persona o empresa que posea en sus instalaciones el amianto se pondrá en contacto con la empresa RERA para agilizar los trámites y conseguir los documentos que permitan a un vertedero específico.

El plan de trabajo que incluye la retirada del amianto ha de basarse siempre en la legalidad vigente, concretando el método que se va a llevar a cabo para lograr retirar el producto También hay que tener en cuenta todas las medidas de seguridad a tomar, entre otras en empleo de trajes especiales y el transporte de los residuos de amianto o fibrocemento en vehículos especiales.

El plan de trabajo ha de ser presentado por Registro de Entrada en la Dirección Territorial de Empleo y Trabajo de la CCAA correspondiente. La reglamentación y las normas deben ser cumplidas en todo caso para que los trabajos resulten efectivos. Está prohibido retirar amianto y dejarlo en vertederos no autorizados o en lugares donde puede suponer un peligro.

El material uralita es uno de los que contiene fibrocemento o amianto, un material que ya no se utiliza pero que sigue estando presente en innumerables edificios a lo largo de España y otros países. Pida siempre cualificación a la hora de beneficiarse de estos trabajos.