¿Por qué reciclar el amianto?

¿Por qué reciclar el amianto?El amianto, también llamado asbesto, son una serie de minerales fibrosos formado por largas y resistentes fibras que pueden ser entrelazadas y son muy resistentes a las altas temperaturas. Este material se utilizó para la construcción durante años, por eso las construcciones más viejas tienen amianto.

Hay varios tipos de amianto como el marrón, como el amianto blanco o crisotilo, al azul, gris o el actinolita, entre otros.

El amianto ofrece algunas ventajas como que es un buen aislante a los agentes del exterior y que tiene una alta resistencia mecánica y química, al calor y también a las llamas.

Otra de sus ventajas es que es un material muy económico por eso se ha usado tanto en la construcción, para baldosas, tuberías, jardineras, etc. También se ha utilizado para piezas de automóviles y para la construcción naval.

Este material también tiene muchos inconvenientes, uno de sus peligros es que si el producto que está formado por amianto no está en perfecto estado puede conllevar riesgos debido a las fibras que se liberan cuando el producto se rompe.

Lo que ocurre que con el desgaste o si se parten estos productos pueden liberar al aire fibras de tamaño microscópicos, imposibles de apreciar, pero que pueden adherirse a la ropa e inhalarse, y ahí está el peligro.

Por ese motivo se considera un agente cancerígeno, porque una de las principales enfermedades que puede provocar afectan al sistema respiratorio de las personas, que pueden llegar a ser tan graves como el cáncer de pulmón.

En España se utilizó el amianto de forma frecuente a partir de los años 40, por ello se utilizó en la mayoría de construcciones que se llevaron a cabo entre 1965 y 1984.

Si desea más información sobre las características de este material y sobre qué es lo que hay que hacer, contacte con nuestros expertos.